• Prensa UTL

Senadora Maritza Martínez asume, desde el Congreso de la República, las banderas de la lucha contra


Bogotá D.C., julio 27 de 2020.- El hambre y la desnutrición son una pandemia silenciosa e incompasible, y su blanco predilecto son los niños, niñas y adolescentes más vulnerables del país. Según la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN), en Colombia la desnutrición crónica en niños menores de cinco años afecta al 10,8% de esta población y la desnutrición aguda al 2,3%; cifras que pueden empeorar debido a los efectos que en esta materia ha causado la pandemia en todo el país.

La anterior fue la razón de más peso que motivó a la senadora Maritza Martínez Aristizábal a presentar ante el Congreso de la República el proyecto de Acto Legislativo No. 01 de 2020 mediante el cual se obliga al Estado a garantizar el derecho a la alimentación de los colombianos, a estar protegidos contra el hambre y la desnutrición, y a la soberanía y seguridad alimentaria.

“El hambre es el indicador más vergonzante de desigualdad social y el monstruo al que como humanidad nos ha costado más trabajo derrotar. Para acabar con este mal no son suficientes las buenas intenciones, es con acciones, y eso es lo que estamos haciendo con este proyecto, llevar a un nivel máximo de prioridad y respuesta por parte de Estado, la necesidad de garantizar el acceso a una alimentación adecuada para todos los colombianos”, señaló la Congresista.

Y es que a nivel general las cifras en Colombia sobre acceso a la alimentación son preocupantes. La ENSIN advierte que uno de cada dos hogares colombianos no está en condiciones de acceder a alimentos suficientes para que sus integrantes lleven una vida sana, lo cual quiere decir que más de la mitad de los hogares en el país no tienen acceso a una alimentación adecuada, o en el peor de los casos, no tienen qué comer. Situación que como advierte la Senadora, ha podido empeorar a causa de la pandemia por el COVID-19.

“El riesgo generado por el COVID se elimina con una vacuna que hoy avanza, la pandemia del hambre y la desnutrición solo se erradican con voluntad política y acciones positivas y efectivas; por eso consagrando el derecho a la alimentación y a no tener hambre, el Gobierno Nacional deberá expedir toda una serie de políticas, planes y proyectos a través de los cuales se garantice el que consideramos el más básico de los derechos humanos”, puntualizó la Senadora.

Visitas

Maritza Martínez

Senadora de la República